globos-metalicos

Sin categoría

Pequeños placeres con enorme felicidad

25 Sep , 2017  

Conforme vamos creciendo se nos van escapando esos pequeños gustos que causan una gran felicidad en nosotros y, la mayoría de las veces, no nos damos cuenta de ello hasta que tenemos hijos.

Hace algunos días mi hijo pequeño llegó a casa con una rama, un pedazo de árbol sin chiste y me lo regaló como si se tratara de la casa que tanto había soñado tener. Lo guardé junto a otras veinte que tengo –que por cierto no puedo tirar porque me pregunta por ellas casi todos los días- y las preciadas piedras que ha ido coleccionando y a las que no les encuentro la forma de estrella que él tanto ve.

Sí, hay gustos que –van por edades, claro- las madres no podemos explicar en nuestros hijos y, sin afán de justificar, siempre dejamos pasar pues se trata de una etapa y dejarlos ser y experimentar es nuestra labor más grande y difícil como madres.

Entre las cosas que todavía no puedo explicar es la de tener toda clase de cosas brillosas. No importa sino tienen forma, si están rotas o descompuestas, tener algo que brilla es un básico del closet del niño, como lo zapatos en el de mamá. Los globos metalicos, los muñecos brillantes o el clásico tazo, todo debe tener alguna especie de brillo; además, si el glitter está en la ropa es mucho mejor, aunque no quiera ponerse lo que le has preparado con tanto esmero, lo dejas pues es lo que quiere.

globos-metálicos

Hay algo de lo que muchas mamás todavía no se enteran y es más eficaz que la milésima vez de Toy Story o cualquier otra película de Disney. Se trata de los videos de los huevos de chocolate, sí, esos videos donde un par de manos –no se necesita más-, se dedica a abrir y hablar sobre las sorpresas que éstos tienen dentro, créanme mamás, no hay nada más efectivo para entretener a los niños que este tipo de videos.

Sábado, los mejores días para descansar y pasar tiempo con los peques, eso es lo que pasa por nuestra cabeza cada que llega un fin de semana; sin embargo, para muchas estos días son sinónimo de madrugar, ver a los niños brincando en tu cama y escuchar a todos los juguetes haciendo ruido como si se tratara de una gran orquesta.

La lista es larga pues comienza con los globos metálicos y termina con pequeñas piedras coleccionables, lo importante es dejar que se diviertan y compartan cada una de estas nuevas experiencias contigo.

¿Cuál es el pasatiempo más extraño que has notado en tus hijos? Cuéntanos todo en la caja de comentarios y hagamos de este blog un foro de mamás. Comparte este y todos nuestros post en redes sociales, así podremos llegar a más personas.

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

www.000webhost.com