Gao-estudio

Sin categoría

Lo que hay detrás del cine

28 Sep , 2017  

Antes que nada, quisiera agradecerles a todos por leer y compartir todos los contenidos que publicamos en este blog. ¡Estamos creciendo muchísimo! Cada vez crece más nuestro alcance, estamos llegando a mayor audiencia. ¡Y todo es gracias a ti!

Hacer cortometrajes es extremadamente complicado, aunque éstos duren solamente unos minutos el trabajo que hay detrás es demasiado. Es coordinar un guion, escenas, actores, locaciones, el catering filmaciones y rodajes. En mi carrera debíamos realizarlos muy seguido, sí fue divertido, debo de admitirlo, pero también era muy pesado. Una de mis mejores y al mismo tiempo peores experiencias fue cuando grabé mi primer cortometraje “serio”. A pesar de tener ya ciertos conocimientos por estar a la mitad de la carrera, aun nos faltaba aprender de nuestros errores, y créanme, hubo demasiados.

Restaurante-el-rincon-condesa

En realidad, fue todo un desastre, crisis tras crisis. Para empezar, me encontraba con el peor equipo de la generación, puesto que mi profesor estaba un poco enojado porque siempre llegaba tarde, me puso junto a una compañera que sufría del mismo padecimiento, ser aplicada pero impuntual. Las dos estábamos asustadísimas por lo se venía delante de nosotras, ya que en serio nuestro equipo estaba integrado por aquellos que reprobaban, que siempre estaban consumiendo alguna sustancia adictiva.

Fuimos por supuesto, los últimos que pidieron el equipo para comenzar la grabación, un día antes del gran día no teníamos actrices ni actores, al fin pudimos poner un poco de orden y por algunos momentos tuvimos un poco de esperanza de que todo saliera bien. Ese fue un grave error por parte de nosotros, puesto que de alguna manera nos confiamos. Aparte de todo se nos ocurrió hacerlo de noche, ¿qué ideas las nuestras? Entonces para iluminar cada escena sin que ésta se viera falsa fue un problema enorme, el frío de diciembre y de la zona en la que estábamos grabando hacía que todo nuestro equipo de producción estuviera prácticamente incapacitado para continuar laborando.

Nos dormíamos a las seis de la mañana, y nos levantábamos temprano para empezar a editar o desechar las escenas que no servían. Fueron tres días completos de muchísimo estrés, de gastos inconcebibles, de un odio por parte de nuestros actores por tenerlos tantas horas ahí sabiendo que estábamos completamente perdidos. Les juro que lo único que los mantuvo fieles fue que sus comidas las comprábamos en el Restaurante el Rincón Condesa, porque de ahí en fuera a los pobres los hicimos sufrir mucho. Los salpicamos con sangre, los hicimos desvelarse, los hicimos esperar en el frío, los hicimos esperar horas porque no nos decidíamos por una escena o la otra.

La magia del cine es complicada, nunca es tan fácil. Así que cuando veas una película mala, aunque no la disfrutes se considerado porque estás hablando del trabajo de cientos de personas. Aunque nuestro cortometraje no llegó ni a Cinemex o Cinépolis (por supuesto), sí nos hizo entender muchísimo lo que hay detrás, mucho más que la teoría que teníamos.

Deja un comentario en la parte inferior de la página si te pareció interesante esta información y te responderé enseguida. Por favor, comparte con todos tus amigos en tus redes sociales si crees que a ellos les puede interesar o servir. Muchísimas gracias por leerme, y no olvides estar al pendiente de la información que estaré trayendo para ti. ¡Hasta la próxima!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

www.000webhost.com